Fabricantes de automoción en España: Del componente al cliente

  • España es el cuarto mayor fabricante europeo de componentes y piezas para el automóvil. A nivel nacional, la industria automovilística supone el 7,7% del PIB.
  • En nuestro país existen más de 1.000 empresas dedicadas a la industria de los componentes de automoción. A ellas se suman 15 grandes centros tecnológicos.
  • Los fabricantes de componentes de España son reconocidos en el mundo entero por su calidad e innovación.

Un automóvil está compuesto por miles de piezas y componentes. Cada uno de ellos es fabricado con una finalidad concreta y con un encaje muy definido en el conjunto del vehículo. Son siempre diseñados para cumplir con los máximos estándares de calidad y durabilidad. En este sentido, nuestros fabricantes y proveedores de componentes constituyen un ecosistema industrial capaz de atender la demanda de los diferentes fabricantes de vehículos asentados dentro y fuera de nuestras fronteras.

Concretamente, el sector de los fabricantes de componentes de España aporta más del 75% del valor del vehículo. Experiencia, calidad, innovación y tecnología son solo algunas de las características que han llevado a nuestra industria a su posición de liderazgo. Y continuará trabajando, evolucionando y progresando en el camino hacia la movilidad sostenible para seguir siendo un país puntero no solo a nivel europeo, también mundial.

La competitividad de un sector clave

El sector automotriz en España aporta casi el 8% del PIB. Somos el segundo mayor productor a nivel europeo, el primero en cuanto a vehículos industriales, y el noveno a nivel mundial. A lo largo de nuestra geografía se ubican 17 plantas de fabricación de vehículos de empresas como Renault, Mercedes-Benz, Ford, Volkswagen, Seat o Stellantis. Todo ello con un importante papel exportador a los cinco continentes, a más de 170 países de todo el mundo.

A esos fabricantes se suman 10 clústeres de automoción y más de 1.000 empresas pertenecientes a 720 grupos empresariales. Estas se centran específicamente en el desarrollo y suministro de equipos y piezas para el automóvil. El sector de fabricantes de componentes de España es el cuarto más importante a nivel europeo, generando más del 10% del empleo de la industria manufacturera.

En concreto y, pese a la compleja situación vivida en 2022, el sector de los proveedores de automoción fue capaz de dar empleo a un total de 329.950 personas. De ellas, 203.000 son trabajadores directos. Además, el empleo directo se caracteriza por ser estable, de calidad, repartido por toda la geografía y cada vez más avanzado tecnológicamente.

Gracias a su esfuerzo y dedicación, los fabricantes de vehículos y los proveedores se han convertido en socios estratégicos en el desarrollo de diferentes modelos. Ambos trabajan de forma coordinada en el diseño de las diversas piezas y sistemas para que, a continuación, el proveedor proceda a su desarrollo y fabricación según las especificaciones solicitadas.

Una vez producida la pieza, el proveedor envía el producto a la planta del fabricante de vehículos correspondiente. Allí se incorpora en la compleja cadena de distribución y montaje, tanto a nivel nacional como internacional. La automatización del proceso es una de las claves de su éxito, llegando al cliente final en un breve periodo de tiempo.

Los fabricantes de automoción en España asumen los retos del sector

La alta competitividad en el sector de automoción lleva a los fabricantes de componentes a un constante viaje de evolución e innovación. Un viaje muy necesario para seguir siendo un referente a nivel internacional. El nuevo paradigma de la movilidad ha provocado una evolución necesaria en el sector de la automoción. Varias fechas clave marcarán la hoja de ruta de los próximos años; nuevos propósitos que deberán tener como base la sostenibilidad de todos los procesos.

El primer paso será la estricta normativa Euro 7, prevista para entrar en vigor en 2025. De cara a 2030, los fabricantes de vehículos deberán reducir las emisiones de CO2 en un 55% de sus turismos nuevos y en un 50% para las furgonetas. Algo después, en 2035, se pondrá punto final a la producción y venta de coches con motores de combustión. Y como meta, lograr la neutralidad de carbono en 2050.

Es por ello por lo que el sector de los proveedores de automoción es uno de los que más invierte en I+D+i. En los últimos cinco años, el sector ha invertido, de media, el 4% de su facturación anual en I+D+i. Esta inversión se ha aplicado a la mejora de procesos, tecnología y fabricación de componentes cada vez más eficientes. Hablamos de un valor que multiplica por tres la inversión media de la industria en España.

Gracias a la apuesta decidida por la investigación, el desarrollo y la innovación de los fabricantes de componentes de España, los coches del mañana contarán con una amplia cantidad de elementos de vanguardia diseñados y fabricados en nuestro país. Es innegable que la descarbonización es uno de los desafíos más fuertes a los que se ha enfrentado la industria automovilística, pero el éxito está asegurado gracias a una industria fuerte y sostenible.

Los fabricantes de automoción en España exportan la calidad de sus componentes a más de 170 países en los cinco continentes.

Incrementando la marca España a nivel mundial

La fortaleza de nuestro sector es clara a nivel internacional. Es seña de identidad la calidad de nuestros productos, así como la cualificación de los profesionales que forman parte del sector de fabricantes de componentes en España. Constructores de vehículos de talla mundial se nutren de nuestros productos, con una confianza creciente en la industria. Y todo ello a pesar de las duros reveses económicos, sociales y sanitarios acaecidos estos últimos años.

La marca “Componentes Made in Spain” se exporta a todo el mundo en un camino que arranca con la innovación. Somos un sector que apuesta por la mejora continua como base para el fortalecimiento. La innovación siempre va de la mano de la calidad, pues es necesario cumplir con los más exigentes estándares de calidad y seguridad. Un sello de garantía y profesionalidad que es parte de nuestro compromiso interno.

Nos comprometemos con los fabricantes y los clientes con un servicio técnico de primer nivel. Este va desde el primer al último paso de la cadena de automatización. Gracias a ello, el sector español de fabricantes de componentes de automoción se ha ganado un merecido prestigio a nivel internacional. Somos una de las industrias más representativas en el extranjero y una de las que más suma en el crecimiento de la Marca España.

Y seguiremos trabajando en ello. A pesar de las buenas cifras ya cosechadas, se ha de avanzar en la mejora de la internacionalización de nuestros productos para seguir siendo referencia mundial. Resulta fundamental abrirse al exterior, y más a zonas en crecimiento y expansión como Asia, que ya se sitúa como referencia en la industria. En un sector tan globalizado como es el de la automoción, resulta fundamental diversificar mercados e invertir en visibilidad y notoriedad en destinos estratégicos para la industria.

Respeto al medio ambiente y mejora social y económica

En los últimos años, la sostenibilidad se ha convertido en paradigma ineludible para todo tipo de organizaciones. Además, son cada vez más los clientes y consumidores que están teniendo en cuenta los aspectos ASG (Ambiental, Social y Buen Gobierno) de las empresas en sus decisiones de compra.
Son múltiples los planes e iniciativas desarrolladas por las empresas de la industria de automoción en esta dirección. Así se pone de manifiesto en el Libro Blanco ‘Contribución de la industria de componentes de automoción al desarrollo sostenible’ publicado por SERNAUTO.

Muchas de las empresas del sector atesoran una experiencia de décadas en la integración de la cadena de valor. Es un aspecto altamente reconocido en los fabricantes de vehículos y distribuidores de recambios. Esa experiencia es clave de éxito, el valor añadido que eso conlleva provoca una gran satisfacción de los clientes. Sin embargo, el proceso nunca se detiene. La rueda siempre gira y siempre se trabaja en mejorar cada proceso, cada componente y cada detalle.

Cada paso del proceso supone un reto a superar. España cuenta con una posición de ventaja para los años venideros, donde será necesaria la experiencia para superar los duros obstáculos a los que se enfrenta el mundo de la automoción. Desde el papel estratégico de los semiconductores hasta las cada vez más exigentes normativas medioambientales europeas, pasando por la vital importancia de las materias primas críticas.

Si quieres saber más sobre este tema, te dejamos por aquí debajo nuestro webinar: ¿Por qué es importante contar con una estrategia de sostenibilidad? En él, dos empresas líderes miembros de la Comisión de Negocio Responsable de SERNAUTO nos cuentan las estrategias que están llevando a cabo. ¡No te lo pierdas!

El cliente es nuestro foco de atención. La satisfacción en nuestros productos es la clave para mantener el posicionamiento en la industria automotriz española, europea y mundial. Como hemos podido observar en estos últimos años, las situaciones cambiantes para el futuro son todo un reto al que enfrentarse.

Un reto que será superado con éxito gracias al talento con el que cuenta el sector y su fuerte apuesta por la mejora continua. Seguimos apostando por la mejora y el crecimiento constante. Los fabricantes de componentes de España llevan años cumpliendo con las exigencias requeridas e incluso yendo más allá en su compromiso con los aspectos ASG con un objetivo: poner en el mercado componentes y sistemas más eficientes y avanzados tecnológicamente, con el correspondiente impacto positivo en la seguridad vial y en el medio ambiente.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Últimas entradas

Artículos relacionados

El excesivo calor de verano y los trayectos de largo recorrido durante las vacaciones pueden afectar a sistemas y componentes de nuestro vehículo. Ante