Tecnología

Los retos de la movilidad implican que el coche del futuro será electrificado, autónomo, conectado, compartido y personalizado. Los coches autónomos, los connected car