Cómo funciona el eCall o llamada de emergencia al 112 desde el vehículo

  • El sistema eCall, que es obligatorio en todos los vehículos de nueva homologación desde 2018, permite a los conductores contactar con emergencias de manera gratuita en caso de accidente.
  • La llamada de emergencia en el vehículo permite disminuir el tiempo de reacción de los sanitarios y, con ello, reducir el número de fallecidos un 4%; así como un 6% la gravedad de los heridos.

El sistema europeo de llamada de emergencia automático o eCall es obligatorio en todos los coches nuevos homologados desde el 1 de abril de 2018. Sin embargo, esta norma que se aplica a los vehículos con un máximo de 8 plazas y a los vehículos comerciales ligeros, no es algo nuevo.

Por ejemplo, en 2003 General Motors creó el sistema OnStar en los Estados Unidos, que funcionaba mediante suscripción. Algo después, en 2010, PSA integró el botón rojo S.O.S. en el Citroën C4; mientras que Ford añadió al servicio SYNC la funcionalidad TPS-eCall de llamada de emergencia. También algunas marcas premium, como Audi, Volvo o Lexus, apostaron por el servicio eCall mediante una suscripción mensual o anual.

En la actualidad y, dado su carácter obligatorio, el servicio eCall es gratuito. Gracias a esta tecnología, la Unión Europea estima que se pueden salvar 2.500 vidas al año y reducir considerablemente la gravedad de las secuelas de un accidente de tráfico.

¿Qué es el sistema eCall?

El sistema eCall es un elemento de seguridad pasiva que permite al automóvil marcar él mismo el 112 y solicitar los servicios de emergencia en caso de accidente. El sistema eCall funciona en todos los países de la Unión Europea. Lo hace independientemente de la ubicación en la que se encuentre el vehículo para lograr una intervención de los servicios de emergencia más rápida y efectiva.

Para funcionar, el sistema eCall se sirve de una tarjeta SIM, sensores instalados en el vehículo y un mecanismo de localización por satélite. De esta forma, los vehículos implicados en un accidente grave se conectan con la red de respuesta de emergencia más próxima, sin tener en cuenta dónde se han comprado o dónde están matriculados.

Gracias a ello, es posible reducir a tan solo 75 segundos el tiempo que pasa entre la recepción de la llamada y enviar los servicios de emergencia. Según revela la Comisión Europea, el sistema permite reducir el número de fallecidos un 4% y un 6% la gravedad de los heridos. La Comisión también señala que el tiempo de intervención se reduce en torno a un 40% en ciudad y hasta un 50% en las zonas rurales.

Las cuestiones de privacidad fueron una de las razones por las cuales se retrasó la obligatoriedad de esta tecnología. Sin embargo, durante la conducción habitual del vehículo, el sistema de llamada de emergencia permanece inactivo. En otras palabras, no existe ninguna actividad de seguimiento del automóvil ni de transmisión de datos.

Cuando el sistema eCall efectúa una llamada al 112, los datos personales se tratan de conformidad con las normas de protección de datos de la UE. De esta forma, los servicios de emergencia solo reciben la información esencial para poder gestionar el accidente y atender a los heridos. Además, toda la información recopilada se borra al poco tiempo.

Llamada de emergencia
El sistema eCall o llamada de emergencia conecta con el 112 y es obligatorio en todos los coches nuevos desde el 31 de marzo de 2018

¿Cómo se activa la llamada de emergencia?

El sistema eCall puede activarse de dos formas diferentes: manualmente por alguno de los ocupantes o automáticamente en caso de accidente.

Activación manual

Para activarlo de forma manual, basta con pulsar el botón de SOS del vehículo. Si la luz parpadea en verde, habremos iniciado la llamada de emergencia. Si por el contrario la luz se enciende en rojo, es que ha ocurrido algún error. Una vez iniciada la llamada, el sistema eCall nos conecta con un operador del centro de respuesta de emergencia más cercano. Este será el encargado de priorizar y movilizar a los servicios de urgencia.

eCall automático

La llamada de emergencia también puede activarse de forma automática cuando saltan los airbags en un accidente. Como en el supuesto anterior, el sistema eCall establece comunicación de voz preferente con el centro de emergencias 112. En ambos casos y, gracias a la tarjeta SIM integrada, el operador puede conocer determinados datos esenciales mientras se comunica con los ocupantes del vehículo.

Por ejemplo, la ubicación exacta del vehículo mediante satélite, el momento del accidente, la matrícula, el modelo de coche, el tipo de combustible, la cantidad de personas que viajan a bordo e incluso el rumbo del vehículo. En base a esta información, los servicios de emergencia están en condiciones de evaluar y gestionar la situación para saber qué se van a encontrar al llegar al lugar del siniestro.

Paralelamente, los servicios de gestión del tráfico también podrán utilizar dicha información para actuar sobre la vía en la que ha tenido lugar el accidente, ya sea activando los paneles luminosos de advertencia o cortando el tráfico para reducir los riesgos derivados del siniestro.

Como hemos visto, el sistema de llamada de emergencia o eCall en los vehículos es un gran avance en cuestión de seguridad. El hecho de poder localizar un coche que ha sufrido un accidente grave de forma automática, sin que el automovilista tenga que efectuar una llamada, puede ser una cuestión vital.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Últimas entradas

Artículos relacionados

El sector de la movilidad está inmerso en una profunda transformación que hace realmente interesante trabajar en la industria del automóvil. El entorno volátil,