Sistemas de seguridad pasiva en un coche: La tecnología oculta

  • La seguridad pasiva es una parte fundamental de los automóviles. Esta tecnología vela por nuestra integridad y reduce las lesiones sufridas en caso de accidente.
  • La industria del automóvil lleva años invirtiendo en el desarrollo e implantación de tecnologías y sistemas de seguridad avanzados y hoy en día lo hace con más éxito que nunca.

Los fabricantes de automóviles ponen cada vez mayor énfasis en reducir la siniestralidad en la carretera a medida que avanza la tecnología. ¿Cómo? Mejorando los sistemas de seguridad de los vehículos, en especial la tecnología enfocada a la seguridad pasiva y activa.

Por suerte, la industria de la automoción está experimentando una época de esplendor tecnológico. Vivimos en una era donde gran parte de los esfuerzos técnicos se centran en mejorar la seguridad vial. Y lo hacen con un gran éxito, pues los automóviles más modernos equipan avanzados sistemas de seguridad y asistencia a la conducción que evitan accidentes o mitigan los efectos de los mismos.

La seguridad pasiva y activa de nuestros automóviles trabaja para que cualquier viaje se convierta en absoluta rutina. Funcionando en conjunto, la seguridad en el coche ha experimentado una mejora sustancial en los últimos años, reduciéndose las cifras de mortalidad en carretera de una manera notable. La tecnología está jugando a favor de la seguridad vial, y queremos mostrarte cómo.

Seguridad pasiva, ¿qué es?

A la hora de analizar los sistemas de seguridad de un vehículo conviene saber distinguir entre seguridad activa y seguridad pasiva: 

  • La seguridad activa está compuesta por todos esos elementos que nos previenen de tener un accidente. Su labor se realiza antes de que se produzca el incidente. Esto es posible gracias al uso de cámaras, radares y tecnología láser capaces de identificar la vía y detectar la presencia de objetos, personas, ciclistas o animales.

Son lo que conocemos hoy en día como sistemas ADAS (Sistemas Avanzados de Asistencia a la Conducción): el sistema antibloqueo de frenos o ABS, el control de estabilidad o ESP, el control de tracción, el control de presión de neumáticos, la alerta de colisión frontal, el frenado automático de emergencia, el detector de fatiga, el control de ángulo muerto…

  • Los elementos de seguridad pasiva son aquellos que nos protegen cuando el accidente no se ha podido prevenir. Su labor consiste en reducir al máximo o evitar las consecuencias de una colisión. En esencia, cuando la seguridad activa no ha eludido el accidente, entran en juegos los sistemas de seguridad pasiva para reducir sus consecuencias.

La industria del automóvil se ha esforzado en mejorar ambos campos, tanto los agentes que nos protegen antes como después de sufrir una colisión. Hoy vamos a centrarnos en estos últimos para conocerlos en detalle.

Elementos que componen la seguridad pasiva de nuestro coche

Chasis y carrocería

La carrocería del coche está considerada como la primera barrera de defensa. A diferencia de años atrás, los vehículos actuales emplean materiales avanzados que se encargan de reducir la gravedad de los choques. Superficies de deformación programada y unidades de absorción de impactos son términos poco conocidos, pero que son parte fundamental de la seguridad pasiva.

Bajo la carrocería, se esconden el resto de los elementos de protección, empezando por el chasis. Es la base sobre la que se apoya nuestro coche, sus cimientos. En este punto es crucial considerar el peso específico que tiene el correcto mantenimiento de nuestro coche en materia de seguridad vial. En esa importante labor, cada detalle suma para evitar daños y víctimas en accidentes de tráfico.

Sistemas de protección al peatón

En la actualidad, el chasis y la carrocería no solo protegen a los ocupantes del vehículo. Hoy día también tratan de minimizar los daños que sufre un peatón cuando es atropellado. Para ello, se han desarrollado diversos sistemas de seguridad que permiten que la carrocería se deforme de forma específica.

El objetivo es que la energía del impacto la absorba la estructura del vehículo antes que el cuerpo del peatón. Gracias a ello se reducen las posibles lesiones en la cadera, las piernas y la cabeza de la víctima.

Cinturón de seguridad

Es considerado uno de los elementos tecnológicos de seguridad pasiva más relevantes en los 100 años de historia del automóvil. Aunque los antecedentes revelan los primeros cinturones de seguridad en la década de los 40, no fue hasta el año 1959 cuando el ingeniero sueco Nils Bohlin creó el sistema que aun a día de hoy sigue vigente.

Un estándar que no cambia con el paso del tiempo o los avances tecnológicos. Su uso es obligatorio desde hace unos años. Actualmente se calcula que el cinturón de seguridad ha salvado más de un millón de vidas en accidentes viales. Se estima que evita la muerte en un 45% de las colisiones, y reduce de forma significativa la gravedad de las lesiones sufridas en un impacto.

En la actualidad el cinturón de seguridad se combina con sistemas limitadores y pretensores pirotécnicos. Gracias a ellos, el cinturón queda lo más ceñido posible al cuerpo en el uso diario. En caso de colisión, tensan y bloquean el cinturón para protegernos.

Sistemas de retención infantil

Al igual que los adultos empleamos el cinturón de seguridad, los más pequeños de la casa cuentan con los conocidos como SRI (Sistemas de Retención Infantil). Estos sistemas de seguridad se diseñan específicamente para los niños teniendo en cuenta sus características físicas. Hay diversos modelos dentro de los grupos 0 a 3. Se dividen por segmentos de peso y altura. Hoy día se fijan en los anclajes ISOFIX del coche.

Airbags

Los airbags han recorrido un camino similar al de los cinturones de seguridad. Sus orígenes datan de 1971, cuando fue presentada la primera patente por parte de la empresa Mercedes-Benz. En estos años se ha convertido en un sistema de seguridad pasiva imprescindible, siendo considerado como obligatorio en todos los coches de nueva producción desde el año 2006.

Este dispositivo trabaja junto con el resto de las tecnologías de seguridad pasiva. Al igual que ellas su trabajo es el de reducir la gravedad de las lesiones y el número de fallecidos en accidentes de tráfico. En el transcurso de unos pocos milisegundos, la bolsa de aire se infla para suavizar el impacto y reducir la movilidad de los ocupantes, protegiéndolos de posibles elementos dañinos como cristales rotos.

Cristales

Esos mismos cristales a los que antes hacíamos mención son también parte del equipo de seguridad pasiva de los vehículos. Su trabajo no solo consiste en aislar a los ocupantes y reducir el impacto del aire, el viento y demás elementos externos, también actúan como una barrera protectora. 

No son vidrios normales y corrientes. A la hora de desarrollarlos, los cristales son creados con la intención de no romperse. En caso de que se rompan, lo hacen en miles de trozos pequeños para que no supongan una amenaza física.

Corte de inyección

Viajemos a Hollywood: Bruce Willis, un accidente en cadena, coches ardiendo y una explosión de la que nadie podría salir vivo. Es la magia del cine. Por suerte, los vehículos actuales cuentan con sistemas de seguridad que ayudan a que no se produzca un incendio tras una colisión.

Estos sistemas de seguridad pasiva cortan la inyección de combustible al motor cuando detectan que una línea de gasolina se rompe. De esta forma, tanto el depósito como la bomba de combustible del motor quedan aislados y, con ello, se reducen al mínimo las posibilidades de sufrir un incendio.

Sistema eCall

Es el sistema de seguridad pasiva más moderno y complejo que incorporan los coches más modernos del mercado. Es de obligatoria instalación a partir del año 2018. Se trata de una tecnología que alerta a las autoridades en caso de detectarse un accidente grave. Con él se consigue reducir el tiempo de respuesta de los servicios sanitarios entre un 50 y un 60%, lo que supone un ahorro en vidas humanas en accidentes de tráfico.

La seguridad vial juega un papel muy importante en el proyecto europeo de ZERO víctimas mortales en accidentes de tráficoEn SERNAUTO formamos parte de la alianza por la seguridad vial, un proyecto sin ánimo de lucro formado por más de 50 entidades involucradas en el sector de la movilidad en España.

La llamada de emergencia o eCall es uno de los sistemas de seguridad pasiva más modernos y complejos de nuestros automóviles

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Últimas entradas

Artículos relacionados

Descubre cuáles son los recambios de coche más utilizados en los talleres.