Recambios coche: 6 razones para no conducir con neumáticos desgastados

  • Los neumáticos son uno de los componentes del automóvil más importantes para la seguridad. Conducir con unos neumáticos desgastados se traduce en averías, gastos adicionales y un elevado riesgo de sufrir un accidente.
  • A la hora de llevar a cabo un mantenimiento preventivo de tus neumáticos, lo más recomendable es apostar por recambios de coche de calidad.

Los neumáticos son uno de los elementos más importantes en la conducción. Las gomas de nuestro vehículo son el único punto en contacto con el asfalto. Los neumáticos desgastados aumentan la probabilidad de sufrir un accidente, situación que empeora en condiciones climatológicas adversas. Es indispensable contar con recambios de coche de primera calidad y en buen estado.

Algunos conductores no prestan a los neumáticos la atención que merecen. Esta falta de atención pone en riesgo su propia seguridad y la del resto de usuarios de la vía. Además, incrementa el riesgo de sufrir graves averías y supone un problema a la hora de superar la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) Conozcamos los motivos por los cuales debemos revisar las ruedas y evitar conducir con los neumáticos desgastados.

1. Tus neumáticos desgastados pueden reventar

Recorrer largas distancias exige a los neumáticos un esfuerzo mayor y constante.. Si están desgastados, deteriorados o bajos de presión, el riesgo de que revienten ante obstáculos de la carretera es elevado. Esto podría suponer una rotura de las llantas o que el coche saliera de la vía.

2. Aumenta el riesgo de sufrir un pinchazo

Como en el supuesto anterior, un neumático desgastado o en mal estado tiene un riesgo mayor de sufrir un pinchazo. Esto puede derivar en las mismas consecuencias que un reventón. Lo mismo ocurre si se produce una rotura de llantas del neumático o un desprendimiento de la banda de rodadura.

3. Se pierde adherencia a la carretera

Los neumáticos desgastados tienen un menor agarre sobre el asfalto. Unas gomas sin el dibujo adecuado pueden hacerte perder el control de tu vehículo y tener un accidente, sobre todo si hay hielo, agua o nieve en la carretera. El aquaplaning aparece cuando el neumático no es capaz de evacuar el agua de la calzada y se desliza sobre ella.

4. Las frenadas son más largas

Los neumáticos desgastados también influyen negativamente en la frenada del vehículo, especialmente en condiciones climatológicas adversas. Sobre una superficie mojada, la distancia de frenado entre unos neumáticos nuevos y unas gomas con solo 1,6 milímetros de profundidad de dibujo, a 80 km/h, puede variar en hasta 18 metros.

5. Hay más probabilidades de que el vehículo se averíe

Unos neumáticos desgastados o en mal estado no solo perjudican el rendimiento de tu coche en carretera, también pueden provocar una avería en la tracción. Los vehículos con tracción total se basan en el reparto variable de esta. Si los neumáticos presentan una presión distinta o están desgastados, se puede producir una avería en el diferencial central.

6. Multas y problemas para pasar la ITV

El Reglamento General de Vehículos recoge una serie de condiciones que deben cumplir los neumáticos de todos los automóviles que circulan por nuestras carreteras. Su incumplimiento puede enfrentarnos a posibles sanciones por parte de los agentes de la autoridad y a no superar la Inspección Técnica de Vehículos.

Según las estadísticas, entre las causas más comunes de una ITV desfavorable se encuentran los neumáticos. Unos neumáticos desgastados por debajo del mínimo legal de 1,6 mm serán causa suficiente para no superar la inspección. De igual forma, podríamos enfrentarnos a una sanción de hasta 200€ por neumático. Incluso, si están en pésimas condiciones los agentes nos pueden inmovilizar el vehículo.

Apuesta por los recambios de coche de calidad

Dada la importancia de los neumáticos para la seguridad, es importante llevar a cabo un mantenimiento responsable de este componente de nuestro vehículo. Además, debemos apostar por unos recambios de coche de calidad. Comprar neumáticos de segunda mano o cuya procedencia desconocemos puede suponer un riesgo.

Bajo esa premisa nace la iniciativa Elige confianza, Elige calidad. Dentro del programa de mantenimiento preventivo se destaca la elección de materiales y proveedores de calidad como parte fundamental para evitar problemas mayores. Confiar en empresas de reconocido prestigio, así como en profesionales de dilatada experiencia supone un ahorro a lo largo de la vida útil de nuestro coche.

Acciones sencillas permiten mejorar la seguridad de nuestros recorridos. Por ese motivo, antes de emprender un viaje largo, es necesario comprobar la salud de nuestro vehículo. Se ha de tener en cuenta que conducir con los neumáticos desgastados aumenta considerablemente el riesgo de sufrir un accidente, por no hablar de las posibles averías y del mayor consumo de combustible.

La iniciativa ECEC promueve la seguridad en base a un correcto mantenimiento de nuestro coche. Revisar la salud mecánica es sinónimo de previsión, ahorro y seguridad. A la hora de pasar por el taller, es esencial ponerse en manos de expertos y optar siempre por recambios de coche de calidad y confianza.

Con la seguridad no te la juegues. Presta a los neumáticos la atención que se merecen y apuesta siempre por recambios de calidad. Tanto si vas a hacer un viaje largo como si han pasado unos meses desde la última revisión, comprueba el gasto de los neumáticos y las presiones.

Revisión de los neumáticos en taller
Conducir con los neumáticos desgastados supone un riesgo para la seguridad, apuesta por un mantenimiento responsable

Compartir

Últimas entradas

Artículos relacionados

Si hay algo que describa a la industria de automoción es la TECNOLOGÍA y la INNOVACIÓN. Está en su ADN y así lo demuestra