Cómo contribuye la ITV en la seguridad vial y el medio ambiente

  • La Inspección Técnica de Vehículos cumple una importante labor en materia de seguridad vial y movilidad sostenible. Con un adecuado mantenimiento del vehículo se pueden salvar muchas vidas al año.
  • El director gerente de AECA-ITV, Guillermo Magaz, nos da su visión del panorama actual y futuro del sector de la automoción y los recambios coincidiendo con el 40 aniversario de la ITV.

La Inspección Técnica de Vehículos (ITV) nació hace cuatro décadas para reforzar la apuesta por la seguridad vial y la movilidad sostenible del parque móvil más entrado en años. El estudio “Contribución de la ITV a la Seguridad Vial y a la protección de la salud de los ciudadanos y del medioambiente”, realizado por la Universidad Carlos III de Madrid, revela algunos datos clave.

Según datos analizados en 2016, si el total de vehículos que no acudieron a la ITV lo hubieran hecho, se podrían haber evitado:

  • Al menos 8.800 accidentes.
  • Más de 7.000 heridos.
  • Y 81 muertes adicionales.

Respecto a las emisiones, se evitan más de 400 muertes prematuras al año por exposición a contaminantes atmosféricos gracias a la ITV.

Si todos los vehículos que debían pasar la Inspección Técnica lo hubiesen hecho, podrían haberse salvado cerca de 80 muertes prematuras adicionales.  Desde AECA-ITV apuntan que la contribución económica de la Inspección a las víctimas de accidentes supone un aporte a la seguridad vial de al menos 330 millones de euros. Sin embargo, podría ser de 200 millones más si todos los vehículos hubieran pasado la ITV.

Respecto a las muertes prematuras evitadas por contaminación atmosférica, la contribución económica se cifra en 485 millones de euros. Vistos los datos, parece evidente que el aporte de la ITV en la seguridad vial y el medio ambiente es indiscutible.

Queremos hacernos eco de la entrevista que hizo SERNAUTO al director gerente de AECA-ITV, Guillermo Magaz, durante la feria Motortec, a fin de poner en relieve la situación actual del sector.

La antigüedad del parque móvil, un riesgo para la seguridad vial

En opinión de Guillermo Magaz, es evidente que los vehículos de mayor antigüedad son los que presentan un mayor número de defectos. Dicho de otra forma, estadísticamente son los vehículos más inseguros y menos respetuosos con el medio ambiente. Lamentablemente, la pandemia ha hecho que muchos usuarios se despreocupen en mayor medida de cuál es el estado del vehículo.

Esto implica que no se dé tanto valor al estado de mantenimiento del mismo. Todo ello se traduce en que 4 de cada 10 vehículos que deberían pasar la ITV no acudan a la cita. Es una situación grave de cara a lo que supone en la seguridad vial. Por ejemplo, hasta mediados de abril, la siniestralidad ha aumentado un 29% con respecto al año 2021. Parte de esos siniestros podrían haberse evitado.

Pensemos que en un accidente de tráfico influyen tres factores:

  • El comportamiento humano.
  • La infraestructura.
  • El vehículo.

Lo que debemos hacer es ir eliminando los factores de riesgo, siendo los más fáciles de atajar el mantenimiento del vehículo y la infraestructura.

La recomendación que Magaz da a los propietarios es sencilla: seguir las recomendaciones de mantenimiento del fabricante del vehículo. Este es quien mejor conoce el producto que ha creado. Desde ACECA-ITV insisten en que un vehículo antiguo puede pasar perfectamente la ITV si está bien mantenido.

El mantenimiento del automóvil es vital tanto en los coches nuevos como en los más entrados en años.

Hacia el coche autónomo y la movilidad sostenible

Se habla de coches autónomos y vehículos eléctricos de cara a un futuro cercano. Sin embargo, como señala Magaz, hemos de ser conscientes de que la renovación del parque móvil no será de un día para otro. Por ponernos en situación, en España hay un parque móvil de 35 millones de vehículos. En un año bueno, se renuevan alrededor de 1,2 millones de automóviles

Eso implica que convivirán durante muchos años diversas tecnologías en nuestras carreteras. Hay que ser realista, es imperativo ser conscientes de que el cambio llevará su tiempo. Además, no se debe criminalizar ningún tipo de vehículo, y menos con la llegada de la estricta normativa de emisiones Euro 7. Magaz opina que es un error “poner todos los huevos en una misma cesta. El mercado y los precios de los combustibles deben ir marcando el camino de acuerdo con la legislación vigente.

¿Cómo ha evolucionado la ITV en cuatro décadas?

Esencialmente, al ritmo al que ha evolucionado la tecnología de los automóviles. Como reza Magaz, en 40 años los coches se parecen únicamente en que tienen volante, puertas y ruedas. Todo el resto de los elementos han cambiado y, en esa línea de cambio y evolución, la ITV ha tenido que ir adaptándose.

Sin ir más lejos, ACECA-ITV ha presentado recientemente un estudio sobre un nuevo procedimiento de control emisiones en el que se proponen controles de contaminantes más estrictos. Se trata de un estudio pionero a nivel europeo en el que las ITV se anteponen a la necesidad social que va a haber en el corto plazo. Lo mismo ocurre con los sistemas ADAS y otras tecnologías.

Lo que será labor por parte de los fabricantes de automóviles es facilitar a las ITV toda la información de homologación de los vehículos. Solo de esa manera podrá verificarse que todos los sistemas de ADAS y anticontaminación funcionan adecuadamente.

Hoy día, nadie duda dela importancia de la ITV. No es plato de buen gusto para algunos conductores, pero dada la antigüedad del parque móvil español es imprescindible para garantizar que el vehículo cumple unos estándares mínimos de seguridad y contaminación. La receta es simple, basta un adecuado mantenimiento.

En la ITV se lleva a cabo un estricto análisis de los componentes del vehículo para garantizar su correcto funcionamiento.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Últimas entradas

Artículos relacionados

¿Sabes qué es la Agenda 2030 y los ODS? Descubre más sobre los proveedores de automoción y su compromiso con ella.