Proveedores de suspensiones para automóviles: todo lo que debes saber

Las suspensiones son un elemento clave para la seguridad y el confort en el automóvil. Los proveedores españoles, mediante el empleo de la última tecnología, desarrollan componentes para la suspensión de gran calidad, destinados a vehículos alrededor de todo el globo.

Nuestro país es el cuarto mayor fabricante europeo de componentes y piezas para el automóvil, con un gran protagonismo en el panorama internacional. Los proveedores de suspensiones destacan por sus productos eficientes, seguros, competitivos e innovadores.

Esto es lo que debes saber sobre los proveedores de suspensiones españoles

La suspensión es uno de los miles de componentes y piezas que dan vida a un automóvil. Su relevancia radica en el hecho de ser el conjunto de elementos mecánicos de un vehículo que actúan entre el chasis y las ruedas. Por lo tanto, su finalidad es absorber las desigualdades del terreno con la mayor eficacia posible, a fin de que los neumáticos estén siempre en contacto con el suelo. Las suspensiones garantizan el control, adherencia y estabilidad en el coche.

Son clave en la seguridad al volante, pero también en la comodidad de los pasajeros. Por ese motivo, es indispensable que los proveedores de suspensiones desarrollen un producto de calidad, con la mejor tecnología posible y a un precio competitivo. Parte de esos fabricantes se encuentran dentro de nuestras fronteras, dando vida a una industria que representa casi el 8% del PIB y que es un sector estratégico de la economía.

Como hemos comentado en otras ocasiones, la industria de componentes en España aporta más del 75% del valor del vehículo, exportando sus productos a más de 170 países de los cinco continentes. Las 17 plantas de producción de automóviles, 15 centros tecnológicos, 10 clústeres de automoción y más de 1.000 proveedores que encontramos en España, desempeñan un papel destacado en la industria a escala internacional por su innovación, tecnología, experiencia y calidad.

Los proveedores españoles emplean las últimas tecnologías para crear conjuntos de suspensiones con altos estándares de calidad y seguridad.

Las suspensiones, determinantes en el comportamiento del vehículo

Como hemos comentado, la suspensión es el conjunto de componentes que conectan las ruedas con el chasis del vehículo, permitiendo el movimiento relativo entre ambos. A la hora de diseñar las suspensiones de un automóvil, los proveedores se enfrentan al reto de lograr un compromiso aceptable entre la estabilidad del vehículo (sometido a poderosas fuerzas durante su desplazamiento) y la comodidad de los pasajeros.

Mediante el empleo de las técnicas de producción y desarrollo más avanzadas, los proveedores de suspensiones diseñan y fabrican todo el conjunto de elementos estructurales encargados de accionar muelles y amortiguadores que guían a las ruedas en su recorrido. En la suspensión, los muelles aíslan la carrocería de las irregularidades del terreno, mientras que los amortiguadores detienen las oscilaciones producidas por los movimientos de la carrocería.

El diseño y ajuste de los diferentes elementos que componen el sistema, así como la puesta a punto de la geometría de suspensión, es lo que da lugar a los diversos tipos de suspensiones. Por ejemplo, los muelles suelen ser metálicos, de goma, neumáticos o magnéticos; mientras que los amortiguadores son habitualmente hidráulicos, con dureza fija o variable. Básicamente, su diseño varía en función del tren motriz, el tipo de vehículo o la utilización que se le vaya a dar.

Cabe destacar que las suspensiones actuales son más ligeras, duraderas y seguras que nunca. El empleo de materiales innovadores en la fabricación, como los nuevos aceros de alta resistencia o el aluminio, permiten crear conjuntos resistentes tanto al uso exigente como a elementos inclementes. Es el caso de la lluvia, las grasas, la suciedad, la sal de la vía pública y la corrosión, entre otros.

Los proveedores de suspensiones en España

Dentro de nuestras fronteras se fabrican todos los tipos de suspensiones del mercado, tanto dependientes (eje rígido, eje de torsión y eje de Dion), donde las dos ruedas delanteras o traseras forman parte de un mismo eje; como independientes, en las cuales cada una de las ruedas está aislada del movimiento de la otra.

Asimismo, nuestros proveedores desarrollan todo el elenco de piezas y repuestos que dan vida al conjunto de suspensión de un automóvil. Estos incluyen las ballestas, los muelles helicoidales, diferentes resortes, barras estabilizadoras y de torsión, componentes amortiguadores, brazos, pilares y otros componentes de control auxiliar de la suspensión.

En definitiva, en España podemos encontrar un amplio abanico de proveedores de suspensiones de renombre internacional. Dedicados a la producción de los diferentes elementos y piezas que conforman este componente de automoción, si hay algo por lo que destacan todo ellos es por desarrollar productos con altos estándares de seguridad y calidad, siempre a precios competitivos.

En el Directorio de Proveedores de Automoción en España puedes encontrar los fabricantes de suspensiones que se ubican en nuestra geografía. Todos ellos son socios estratégicos en el desarrollo de los diferentes modelos de vehículos. Trabajan, por lo tanto, mano a mano con los fabricantes de automóviles. Una vez fabricadas las suspensiones, estas son enviadas a los productores locales e internacionales para su incorporación en la cadena de distribución y montaje.

La relevancia y expansión internacional de la industria automotriz española es fruto de décadas de esfuerzo. La elevada productividad y calidad de nuestros proveedores de suspensiones, la alta cualificación de su capital humano, una inversión en I+D+i que triplica la media nacional y su intenso compromiso con la sostenibilidad medioambiental les permite crear un producto de referencia que se emplea en vehículos que recorren las carreteras de todo el mundo.

Compartir

Últimas entradas

Artículos relacionados

Ilunion y Bosch colaboran desde años incorporando personas con discapacidad en sus centros de producción. Un ejemplo más del compromiso de la industria de