El coche conectado, tranquilidad al volante y fuera de él

Lourdes Martínez

Marketing & Communication Senior Specialist en Net4things

  • Además de para los conductores, el coche conectado también implica ventajas para la seguridad vial, las empresas y las administraciones públicas.
  • Los vehículos fabricados antes del 2005 pueden beneficiarse de los beneficios que ofrece la conectividad instalando un dispositivo IoT (Internet of Things).

Una de las mayores preocupaciones de los conductores es que su coche sea seguro. Esta preocupación se acrecienta en los propietarios que poseen vehículos de mayor antigüedad. Una cifra que en nuestro país es de 13,5 años de antigüedad según un informe de ANFAC, Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones. Esta cifra se incrementará por la incertidumbre económica y la subida de la inflación que hace cuesta arriba que muchas familias puedan comprarse un vehículo nuevo. Ante este panorama, tener el coche conectado nos dará mayor tranquilidad al volante y fuera de él, al ofrecer información valiosa y al instante, sobre los comportamientos en la conducción y los datos del vehículo.

Una solución de coche conectado asequible

Si el vehículo no es nuevo o se adquirió hace más de 5 años, lo más seguro es que no esté conectado. Para que ese coche sea un coche conectado, se necesita que lleve instalado en su puerto OBDII un dispositivo IoT (Internet of Things). Este dispositivo envía toda la información generada a una plataforma analítica de movilidad como la que dispone Net4things para gestionar, analizar y explotar los datos recogidos. Estos datos se transforman en conocimiento al aplicar sobre ellos una capa de inteligencia avanzada. Todo ello, nos permite detectar patrones en la conducta de los conductores, identificar anomalías en tiempo real y extraer tendencias de los usuarios.

El kilometraje, posición y localización del automóvil, el histórico de los trayectos que se realiza, las averías que pueda tener el automóvil son algunos de los datos clave que proporciona una solución de coche conectado. Por ejemplo, en caso de un giro brusco, colisión o accidente, el conductor recibe una llamada de los servicios de emergencia para conocer cómo se encuentra el piloto. Si no responde, se activa el protocolo de los servicios de emergencia, que obtienen la información compartida de la localización del vehículo con la matrícula para socorrerle lo antes posible.

Al mismo tiempo, esta solución emite un informe del impacto con información relevante sobre el lugar del accidente, la velocidad que llevaba el vehículo antes, durante y después de la colisión, el tiempo de conducción del vehículo, entre otras cosas. Esta información la puede solicitar la policía nacional para verificar los cálculos realizados con la metodología tradicional y agilizar los procesos en el esclarecimiento de los siniestros. Con la previa autorización del propietario del servicio de coche conectado, la policía accede a esta información y se presenta como prueba legal ante el juez.

Beneficios para las administraciones públicas

Esta solución, que es compatible para los vehículos fabricados antes del 2005, ayuda a las administraciones públicas, a los cuerpos y fuerzas de seguridad, servicios de emergencias a agilizar sus procesos, localizar con mayor exactitud y rápidamente a los vehículos para atender a los afectados.

También, favorece el estar mejor informados sobre la circulación de los vehículos, anticiparse a las nuevas tendencias, optimizar las rutas, detectar los deterioros de la carretera por los giros o frenazos bruscos de los vehículos que comprometen la seguridad y la eficiencia de la carretera.

De esta forma, ayuda a prevenir accidentes que es uno de los objetivos ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible) para mejorar la vida de la sociedad y reducir el impacto medioambiental.

Otra de las grandes ventajas de disponer de vehículos conectados es que se obtiene la medición de los flujos de movilidad de los automóviles (su uso privado o de las flotas) para alcanzar mayor visibilidad y adquirir información detallada de su circulación, por ejemplo, en las zonas de baja emisiones de las poblaciones con más de 50.000 habitantes.

Ventajas para las compañías

A las empresas les habilita disponer de datos de movilidad anonimizados para implementar nuevos modelos de negocio al crear nuevos productos y servicios que mejoren la movilidad y la experiencia del usuario en las ciudades. Con esos datos, pueden tomar decisiones más inteligentes, rápidas y eficientes al conseguir la información sobre lo que sucede al instante.

Asimismo, activa la participación en proyectos con otras empresas potenciando la colaboración pública- privada aportando soluciones innovadoras, compartiendo conocimiento sobre la inflexibilidad de algunas legislaciones y creando laboratorios con start-up para validar las propuestas. Esto ha provocado que compañías de otras industrias se adentran en el sector de la movilidad, un mercado que se ha acelerado muchísimo en los últimos dos años. De la misma forma, les introduce en la industria de automoción aportando nuevas tecnologías para el desarrollo de nuevos servicios, productos e infraestructuras para ofrecer al usuario viajes seguros, sostenibles y cómodos.

Para aumentar la seguridad y generar mayor confianza, las empresas público-privadas enriquecen sus datos con los datos de movilidad anonimizados. Una información relevante para conocer qué vehículos circulan a más velocidad por la carretera, en qué tramos hay volantazos o en qué áreas suburbanas hay más usuarios de coches eléctricos para aumentar los puntos de recarga y el pago online de la misma. De esta manera, surgen nuevos casos de uso que fortalecen las relaciones con el cliente al ofrecerles servicios que necesitan y demandan.

Útil para usuarios y sus seres queridos

A su vez, los usuarios tendrán mayor seguridad al volante al saber que el coche conectado proporciona un sistema SOS. Estarán al corriente de su nivel de conducción, los trayectos que realizan diarios y mensuales, la velocidad media que llevan durante estos trayectos. En definitiva, serán más conscientes de su conducción.

Sus seres queridos también dispondrán de mayor tranquilidad al poder compartir este servicio de coche conectado con ellos. Desde la aplicación, podrán tener la localización del vehículo conectado que conduce un tercero. Con todo esto, el coche conectado permite que las administraciones y los organismos públicos gestionen la movilidad de forma directa con una aproximación más exacta de lo que sucede con la realidad aportando mayor seguridad y tranquilidad a todos los usuarios.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Últimas entradas

Artículos relacionados

Descubre cuáles son los retos en movilidad sostenible planteados por Europa para el sector de la automoción en los próximos años.