La contribución de la industria de componentes de automoción al desarrollo sostenible

  • El sector de componentes de automoción se encuentra inmerso en una transformación industrial y tecnológica sin precedentes donde el desarrollo sostenible juega un papel fundamental.
  • La industria de componentes de automoción tiene como objetivo convertirse en una “Industria 4.0s”; un sector que crezca en rentabilidad, pero que esté sincronizado con los retos sociales y ambientales.

Si hay algo que caracteriza a la industria de componentes de automoción española es el esfuerzo, la competitividad, la innovación, el compromiso y la rigurosidad con la que desarrollan su labor. Se trata de un sector que se encuentra inmerso en una transformación industrial y tecnológica sin precedentes donde el desarrollo sostenible juega un papel fundamental.

Por ello, la industria de componentes de automoción trabaja sincronizada con los retos sociales y ambientales. El Libro BlancoContribución de la industria de componentes de automoción al Desarrollo Sostenible. Palancas para impulsar la Agenda 2030” es la mejor prueba que existe de ello. Pone en valor las buenas prácticas e iniciativas de los fabricantes de componentes en materia de sostenibilidad.

Como decía Kofi Annan, Premio Nobel de la Paz en 2001 y séptimo secretario general de las Naciones Unidas, “seamos buenos anfitriones de la Tierra que heredamos. Todos nosotros tenemos que compartir los ecosistemas frágiles de la Tierra y los recursos preciosos y cada uno de nosotros tiene un papel que desempeñar para preservarlos. Si vamos a seguir viviendo juntos en esta tierra, todos debemos ser responsables de ella”.

El desarrollo sostenible implica a todos los agentes

Las empresas, los financiadores, los reguladores, la sociedad civil y los consumidores estamos avanzando hacia un nuevo paradigma empresarial. Un paradigma cuyo principal protagonista es el desarrollo sostenible. Impulsamos prácticas, experiencias, estándares e iniciativas que contribuyen a incentivar la adopción de una nueva visión holística de la empresa.

El objetivo es alcanzar una nueva forma de gestión empresarial. Esta debe basarse en la obtención de beneficios empresariales, pero acompañada de un impacto positivo en el entorno social y ambiental. Para ello nacen precisamente iniciativas como el Pacto Verde de la UE de 2019, la Agenda 2030 de Naciones Unidas o el Programa Horizonte Europa.

Todas ellas tienen en el centro la innovación ante los grandes desafíos sociales y ambientales. El fin es convertirse en una economía limpia, con cero emisiones; proteger el hábitat natural; y mejorar el bienestar de las personas y de las empresas en todo el planeta. Por lo que, este nuevo paradigma empresarial es la única forma de asegurar la sostenibilidad de los negocios a largo plazo.

Los reguladores, sobre todo la Unión Europea, están desarrollando medidas para impulsar el compromiso social y ambiental de las empresas y fomentar la transparencia. Los ejes principales de actuación de la UE en materia de sostenibilidad son:

  • El objetivo de descarbonización de Europa para 2050.
  • El impulso de la transparencia corporativa y el etiquetado de productos.
  • La digitalización sostenible, clave para todos los agentes del ecosistema.
  • El control de las cadenas de suministro globales.

La industria de componentes de automoción lleva la sostenibilidad en su ADN

Como hemos comentado en diversas ocasiones, el sector del automóvil y, en particular, la industria de componentes de automoción, juegan un papel estratégico en la economía española. Representa el 10% del PIB y el 19% del total de las exportaciones del país. Hablamos, por lo tanto, de un sector con un efecto tractor significativo a lo largo de toda la cadena de valor.

La industria de componentes de automoción española tiene muchas fortalezas. Entre ellas, más de seis décadas de experiencia en la integración de la cadena de valor. Gracias a su flexibilidad y capacidad de adaptación, ha podido trabajar exitosamente con fabricantes de vehículos en un sector globalizado.

En este sentido, hemos de ser conscientes de que el desarrollo sostenible de una cadena de valor depende de las relaciones positivas establecidas entre los distintos agentes que la conforman. Es un aspecto vital para entender el impacto ambiental y social en toda la cadena. Solo así se pueden tomar decisiones más informadas y sostenibles a largo plazo.

Algunas de las principales características de la industria de componentes de automoción española son:

  • Ser dialogante y cooperadora.
  • Inclusiva, dando cabida a los nuevos actores y las nuevas alianzas.
  • Tiene capacidad para la escucha activa.
  • Se muestra colaborativa y proactiva con administraciones públicas, asociaciones, fundaciones, entre otros.
  • Es mentora del conocimiento y la innovación en los talleres.

Gracias a ello, la industria de componentes de automoción española es capaz hoy día de generar empleos de calidad; impulsar la innovación para responder a retos sociales y ambientales; comprometerse e integrarse en la sociedad; cumplir con la regulación e impulsar estrategias “beyond compliance”; y de co-crear proyectos con todos los grupos de interés para un bien común (shared value).

La industria de componentes de automoción, una Industria 4.0s

La industria de componentes de automoción tiene como objetivo convertirse en una “Industria 4.0s” (Industria 4.0 elevada a la “s” de sostenible). Con este término, hacemos referencia a esa doble transición hacia una industria digital y sostenible. Esto supone que desde nuestro sector debemos avanzar hacia el liderazgo digital y hacia la neutralidad climática, poniendo en marcha mecanismos de transición justa que no dejen a nadie fuera.

Para ello es necesario el apoyo de las nuevas tecnologías, de un software cada vez más sofisticado y de las muy necesarias mejoras de la infraestructura que deben realizarse. Por lo tanto, solo de esta forma conseguiremos alcanzar la fórmula del éxito:

Industria 4.0s = Digitalización + Zero emisiones + Zero residuos + Zero accidentes + Transición justa.

¿Y cómo podemos llegar a ello? Digitalizando los procesos para hacerlos más eficientes; evitando las emisiones de CO2; eliminando la generación de residuos; incrementando la seguridad hasta llegar al “zero accidentes”; y hacerlo “sin dejar a nadie atrás” mediante mecanismos de transición inclusivos.

Desde la industria de componentes de automoción somos conscientes de que solo remando todos en la misma dirección seremos capaces de alcanzar un posicionamiento estratégico ante los retos que plantea al sector el desarrollo sostenible. Hablamos de una industria comprometida con la sociedad, la sostenibilidad y el futuro.

La industria de componentes de automoción es un sector firmemente comprometido con el desarrollo sostenible y la sociedad

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Últimas entradas

Artículos relacionados

La fábrica digital ofrece muchas ventajas a los fabricantes: comercialización más rápida, procesos más ágiles y mayor personalización, entre otras. La Industria 4.0 ha