¿Cómo puede el Permiso B1 facilitar el acceso a la movilidad eléctrica en España?

  • El permiso B1 existe en algunos países europeos desde hace años, pero es un gran desconocido en España. Permite a los mayores de 16 años conducir unos vehículos muy concretos.
  • Situado entre las categorías AM y B del carné de conducir, el permiso B1 puede suponer el escalón de acceso necesario para los jóvenes a la movilidad eléctrica.

El permiso B1 no es nada nuevo en nuestro país, pero sí que es un gran desconocido. Cualquier carné de conducir expedido con posterioridad a 2013 tiene una casilla destinada a la categoría B1. Aparece justo encima de la categoría B, representado con una especie de furgoneta. Lo que sí es una gran novedad, es la posibilidad de instaurarlo en España como peldaño de acceso a la movilidad eléctrica.

¿Cómo funciona el permiso B1 en España?

En la actualidad, es poco habitual encontrar a una persona en España que posea el permiso B1. Podría darse el caso, pero hasta hace apenas unos años, esta categoría era expedida junto con la B en toda Europa. Sin embargo, desde hace algunos años la Unión Europea optó por considerarlos de manera independiente.

Cada Estado miembro de la Unión Europea tiene el poder de decidir si permite o no a sus ciudadanos sacarse ambos permisos por separado. En el caso de España, se optó por no acogerse a la normativa europea. Sin embargo, con el auge de la movilidad eléctrica, todo apunta a que se trata de un buen momento para replantearse esta decisión.

Así lo plantean la consultora líder en estrategia y política pública para una movilidad segura, PONS Seguridad Vial, y la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso de la Movilidad Eléctrica, AEDIVE. Gracias a esta nueva categoría de permiso de conducción en España, se facilitaría el acceso escalonado a la movilidad eléctrica a los jóvenes desde los 16 años.

Propuesta nuevo permiso B1 en España
El permiso B1 se situaría en España entre el actual AM para ciclomotores y el B para vehículos de categoría M.

¿Qué es el permiso B1?

El permiso B1 es una categoría introducida por la Directiva 2006/126/CE sobre el permiso de conducción. Permite a los mayores de 16 años conducir los cuatriciclos definidos en el artículo 1.3.b) de la Directiva 2002/24/CE relativa a la homologación de los vehículos de dos o tres ruedas. Esto es, cuatriciclos cuya masa en vacío sea inferior o igual a 400 kg o 550 kg (vehículos destinados al transporte de mercancías), no incluida la masa de las baterías para los vehículos eléctricos, y con un motor cuya potencia máxima sea inferior o igual a 15 kW.

Se sitúa por encima de la categoría AM, con la cual guarda ciertas similitudes (de ahí que no se adoptase la Directiva de la UE en España). Tradicionalmente, el permiso B1 se obtenía junto al B. Así aparece en los permisos de conducir más antiguos. Actualmente en España no se puede obtener, pero nada impide viajar a un país donde esté en vigor para obtenerlo. El permiso B1 consta de un examen teórico, enfocado a la conducción de cuadriciclos pesados y a las normas de conducción y educación vial; y de un examen práctico.

La Dirección General de Tráfico (DGT) explica que “la categoría B1 es una categoría opcional que queda a la decisión de cada Estado miembro y, aunque no se haya incluido entre las categorías que se puedan obtener en su territorio, como es el caso de España, se ha determinado de común acuerdo por todos los Estados miembros la obligación de recogerla en el modelo de permiso de conducción que expidan cada uno de ellos”.

El nuevo permiso B1 que ya existe en algunos países de Europa permitirá el acceso a los jóvenes a la movilidad eléctrica.

El escalón de acceso a la movilidad eléctrica

La propuesta de ambas organizaciones tiene como objetivo incorporar a la normativa española estándares europeos en materia de acceso a la movilidad eléctrica. En algunos países de nuestro entorno como Portugal, Italia, Francia o Reino Unido, el permiso B1 ya ha sido adoptado y probado con éxito. En base a los datos del Instituto Nacional de Estadística, se estima que este nuevo permiso daría la posibilidad de un primer acceso a la movilidad eléctrica a cerca de 1 millón de personas cada año.

Ventajas de implantar el permiso B1

En una primera toma de contacto, la DGT se ha mostrado abierta a implantar el permiso B1 en España. Según apuntan ambas organizaciones, la implantación de la categoría B1 tiene grandes ventajas, entre las que cabe destacar:

  • Incremento de la seguridad en los desplazamientos a corto plazo. Esta categoría permitiría “un acceso racional y escalonado a la conducción de automóviles, y una alternativa de movilidad más segura a los medios de transporte tradicionales”.
  • El cuatriciclo L7 comparte los elementos de seguridad con los vehículos de categoría M, el vehículo convencional para el transporte de personas. Además, disponen de estructuras de protección en caso de vuelco (ROPS) con las que no cuentan los cuatriciclos de la categoría L6.
  • La mayoría de los cuatriciclos pesados (L7) son eléctricos, con lo que cumplen los estándares de emisiones europeos y los objetivos del Acuerdo de Paris.
  • Permitirá a los jóvenes superar las barreras del desconocimiento actuales en torno al vehículo eléctrico. Será un público sensibilizado con una conducción eficiente y segura.
  • Dará pie a la creación de modelos de negocio basados en la movilidad eléctrica compartida. Esta ofrecerá al público joven vehículos más seguros y confortables que los ofrecidos por el permiso de motos A1.
  • Favorecerá el desarrollo industrial por parte de empresas nacionales basado en esta tipología de vehículos. Se buscará el desarrollo de factorías en España para su producción, mejorando la competitividad y el empleo en el sector de la automoción.

El permiso B1 permitirá utilizar vehículos privados responsables y sostenibles. Ofrece ventajas importantes para la movilidad eléctrica en materia de concienciación y permite llegar a un público joven que pronto formará parte del tráfico.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Últimas entradas

Artículos relacionados

El sector español de fabricantes de componentes de automoción aporta más del 75% del valor del vehículo.