Inserción laboral y desarrollo profesional en el sector de automoción

La industria de automoción atraviesa una situación convulsa que está obligando a los fabricantes de componentes a hacer grandes esfuerzos para superar con éxito los desafíos que se les plantean y el periodo de profunda transformación que afrontan.

Sin embargo, a pesar de las dificultades, hay una característica del sector que se mantiene constante: la automoción es uno de los sectores más empleadores de todo el marco de nuestra actividad económica. Concretamente, los proveedores de automoción proporcionaron trabajo a un total de 326.600 personas de forma directa e indirecta en 2021 y representan más de 10% del empleo industrial en varias Comunidades Autónomas.

En estos datos se puede apreciar el claro compromiso de la industria de la automoción con la sociedad española, contribuyendo a ella con empleos de calidad, estables y repartidos por toda la geografía.

Este compromiso social también se refleja en muchas de las empresas que forman parte del sector y se ve plasmado en proyectos como, por ejemplo, el que lleva a cabo ILUNION Facility Services, socio colaborador de SERNAUTO y perteneciente al Grupo Social ONCE, desde sus Centros Especiales de Empleo.

Como ocurre en el CEE de Robert Bosch, ILUNION Facility Services también colabora con LCN en la progresiva incorporación de personas con discapacidad en su centro de producción ubicado en Marchamalo (Guadalajara).

Desde hace décadas, ILUNION Facility Services ofrece servicios auxiliares para empresas en procesos industriales, trabajando por la inclusión sociolaboral de personas con discapacidad y contribuyendo a mejorar la competitividad de sus clientes. En particular, en el sector de automoción, ILUNION Facility Services realiza formación previa, adapta el puesto de trabajo a las necesidades de cada trabajador y lleva a cabo seguimiento de su desempeño para que personas con discapacidad puedan colaborar en la prestación de distintos servicios de embalaje, premontaje de componentes, controles de calidad y reprocesos, etc.

LCN, asociado de SERNAUTO, es un proveedor de referencia en el sector de automoción, aportando a sus clientes un valor añadido a través de soluciones de producto, proceso y sistemas de fabricación que tienen por objetivo conseguir vehículos más eficientes, ecológicos, sostenibles y seguros. Desde 2017, LCN es una de las empresas de automoción que se suma al propósito de ILUNION: «Construir un mundo mejor, con tod@s incluid@s«, integrando en sus líneas de producción a personas con discapacidad.

Elena Fogué, responsable de Selección, Prevención, Formación y Beneficios Sociales LCN, comenta que el personal que trabaja en LCN es el activo más valioso. “Las personas reciben una formación adecuada y continuada para la función que desempeña cada una de ellas, con el objetivo de dar cobertura y solución a las exigencias y necesidades que nos demandan nuestros clientes día a día”, explica.

En LCN, como en ILUNION, están muy sensibilizados con la discapacidad en general y saben que las diferencias siempre suman. Apuestan por una integración en sentido bidireccional entre ambas empresas, siendo esta apuesta una realidad palpable en la compañía.

Trabajadores del CEE de ILUNION en LCN

Desde su centro de producción, algunos empleados con discapacidad han compartido con nosotros sus impresiones y cómo se sienten entre sus compañeros y responsables, así como el trabajo que desarrollan día a día.

Eva Maria Cubillo Sopeña tiene 40 años y trabaja desde 2017 en ILUNION para diferentes líneas de negocio. “En el año 2018 me dieron la oportunidad de trabajar en ILUNION Facility Services, como responsable de Unidad Operativa con distintos clientes y en 2020 comencé en LCN. No es que me sienta empoderada, pero la realidad del sector de la automoción es que está masculinizado, y siendo mujer, con discapacidad, estoy encantada de trabajar aquí como responsable del personal que tengo a mi cargo, ayudándoles a mantener el puesto de trabajo, enseñándoles en su día a día en los diferentes procesos que tenemos en LCN. Somos una pieza clave en el engranaje de LCN al ser los responsables de la inspección de piezas”.

Además, asegura: “Siempre me ha gustado la superación y el trabajo en equipo, y el estar trabajando en LCN me aporta experiencias enriquecedoras. Es algo que tengo arraigado desde muy pequeña ya que jugaba al voleibol federado. Tengo que reconocer que siempre lo he dado todo y de ahí deriva mi discapacidad, empezando con molestias que terminaron en una operación de espalda bastante compleja que no me ha impedido ser madre. Siempre hay que tirar para adelante en cualquier ámbito ya sea en el familiar como en el laboral”.

Por su parte, Aaron Moreno Jabonero, de 39 años, entró a trabajar con ILUNION Facility Services en el año 2016 y en LCN lleva 3 años. “He de reconocer que la oportunidad que se me brinda de trabajar en LCN me ha ayudado a superar ciertas barreras que he tenido en mi vida. Por un accidente de trabajo que sufrí con anterioridad, tuve que dejar mi profesión para la que me había estado preparando toda mi vida desde chaval y que siempre me fascinó la industria. Tras tener 7 operaciones de reconstrucción y vivir con dolor, tienes que reinventarte, ser como un ave fénix y aquí lo he podido lograr… Lo que más me gusta de mi puesto de trabajo en LCN es crear. Es un puesto, el de carburación, con mucha responsabilidad, debes ser meticuloso y ordenado. Debes tener la cabeza puesta en lo que haces durante todo el proceso y eso, me encanta. Además, mi trabajo se valora”, cuenta Aaron.

Por último, Francisco Manuel Rey Dacosta, de 60 años, y el de más reciente incorporación al comenzar a trabajar en junio de 2019, nos transmite que en LCN existe un gran equipo humano:“Aquí todos somos compañeros, nos ayudamos y se puede sentir ese espíritu de superación tanto en el día a día como en las historias de superación de cada uno de nosotros. Tenemos que aprovechar la oportunidad de trabajar en LCN”.

La vida hay que vivirla porque en cualquier momento, “zas”, como me pasó a mí, tras el accidente de coche que sufrí y que acabé debajo de un camión. Voy a aprovechar al máximo esta oportunidad que me brindan ambas empresas. El trabajo que realizo es muy especializado, como el de cada uno de nosotros. Formamos parte de dos empresas donde las personas podemos desarrollarnos plenamente tanto en lo profesional como en lo personal”, concluye Francisco.

Una vez más, estos testimonios evidencian el claro compromiso social de la industria de la automoción, que a pesar de la convulsa situación que atraviesa el sector, continúa involucrado con la sociedad española, proporcionando empleos de calidad y oportunidades de desarrollo profesional para las personas con discapacidad.

_

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Últimas entradas

Artículos relacionados

La movilidad y el transporte sostenible son uno de los grandes retos del mundo actual. Un sistema de transporte eficiente y accesible es clave