El sector de los componentes de automoción en 2021

José Portilla, Director General de SERNAUTO

José Portilla

Director General de SERNAUTO.

  • El sector de los componentes de automoción merece especial atención dentro de la industria automovilística, sector estratégico y pilar fundamental de la economía española.
  • Pese a que 2020 fue un año difícil, la industria de proveedores ha logrado mantenerse a flote. Ahora miramos con optimismo hacia una recuperación que ya se ha iniciado.

Tras muchas décadas de desempeño constante, la automoción ha logrado convertirse en un sector estratégico de la economía española, erigiéndose como uno de los pilares fundamentales de la industria en nuestro país. En España, el sector de la automoción representa el 10% del PIB y el 18% del total de las exportaciones. Además, proporciona cerca de 2 millones de puestos de trabajo, a lo largo de toda la geografía nacional, siendo un importante generador de empleo en muchas regiones, más allá de las grandes ciudades.

En este sentido, la industria de equipos y componentes de automoción merece una atención destacada entre los diferentes segmentos del sector del automóvil. Y es así porque constituye un ecosistema industrial capaz de atender la demanda de los diferentes fabricantes de vehículos asentados en nuestro país y también fuera de nuestras fronteras. Sin olvidar que aporta en muchos casos su propio impulso tecnológico e innovador a la industria.

Aunque es un dato poco conocido, los proveedores aportan más del 75% del valor del vehículo. Podemos encontrar más de 1.000 proveedores de automoción pertenecientes a 720 grupos empresariales instalados en nuestro país.

El sector de componentes de automoción facturó 37.170 millones de euros en 2019, el último año antes de la pandemia, presentando una altísima inversión en I+D+i, a la que dedicó ese mismo año el 4,2% de la facturación. Pese al fuerte impacto del coronavirus, la industria mira con optimismo a los años venideros.

La importancia del sector automoción

No es posible entender la preocupación derivada de las consecuencias de la pandemia del sector de componentes de automoción sin conocer de primera mano algunas cifras reveladoras de la industria automovilística española. Es importante recalcar que España es el segundo productor de vehículos en Europa y el primero cuando hablamos de vehículos industriales. En el ranking mundial, España se alza como el octavo productor de vehículos.

Nuestro país cuenta con un total de:

  • 17 plantas de producción de automóviles.
  • 15 centros tecnológicos.
  • 10 clústeres de automoción.
  • Más de 1.000 empresas fabricantes de equipos y componentes.

De hecho, somos el cuarto productor de componentes de automoción a nivel europeo. Además, nuestras plantas de producción se encuentran entre las más eficientes y automatizadas de Europa. Concretamente, contamos con 1.000 robots industriales por cada 10.000 empleados.

El impacto del Coronavirus en la industria de componentes de automoción

En 2020 la industria española de componentes para automoción experimentó un retroceso en todas sus magnitudes, fruto de la crisis provocada por la pandemia del Coronavirus a nivel mundial.

Datos de facturación

Si ponemos la vista en la facturación, el sector de proveedores de automoción facturó 30.200 millones de euros. Esta cifra representa un descenso del 15,7% respecto a los datos de 2019. Pese a ello, hablamos de una caída inferior a la prevista inicialmente e inferior a la de la producción de vehículos.

Inversiones en I+D+i

No menos importante es la apuesta decidida de los proveedores de componentes de automoción por mantener las inversiones en I+D+i, con el fin de afrontar con garantías la transformación industrial y seguir a la vanguardia tecnológica. En el último lustro, la industria de componentes ha invertido 7.000 millones de euros en I+D+i. En 2020 se invirtió un montante de 1.075 millones de euros. Este dato supone el triple de la media industrial y el 3,6% de la facturación total.

Creación de empleo

A pesar de la compleja situación vivida en 2020, el sector fue capaz de dar empleo a un total de 344.500 personas. De ellas, 212.500 son trabajadores directos, un 5,7% menos que en 2019. Esto, junto a una inversión de 1.340 millones de euros para incrementar y mejorar las capacidades productivas (-29,6% respecto a 2019), refleja el esfuerzo de la industria por seguir siendo competitiva y adaptarse a las necesidades de sus clientes a pesar de las circunstancias de la pandemia.

Desplome del comercio mundial

En materia de exportaciones, que representan casi el 60% de la facturación del sector, en 2020 el descenso fue de un 13,8% respecto a 2019. La causa no es otra que el marcado desplome del comercio mundial de productos de automoción ocasionado por la COVID-19.

Pese al descenso y gracias al alto grado de internacionalización de los proveedores de automoción, que ha sido clave para amortiguar el impacto, se logró alcanzar una facturación de en torno a 17.900 millones de euros.

Situación del mercado nacional

Centrándonos en el mercado nacional, la facturación fue de 12.300 millones de euros. De esta cantidad, 7.740 millones de euros corresponden al suministro de equipos y componentes a los fabricantes de vehículos (una caída del 21,0%). Los 4.560 millones de euros restantes proceden del mercado de recambios (un descenso del 13,5%).

Previsiones para el sector de componentes de automoción

Como se puede ver, venimos de una etapa complicada, pero con el compromiso de todas las partes implicadas en el proceso, conseguiremos superar esta crisis. Lo peor ya ha pasado y desde el sector de componentes de automoción miramos al futuro con optimismo.

La industria de proveedores de automoción atraviesa un momento crucial para su futuro. Los datos de 2020 vienen a mostrar la necesidad del fortalecimiento de toda la cadena de valor de la automoción, para lo que va a resultar de vital importancia contar con los fondos europeos.

María Helena Antolin, presidenta de SERNAUTO, añade que: «[…] nuestros competidores de países vecinos están apoyando de manera importante la I+D+i de sus empresas y ello puede debilitar la competitividad futura del sector ante los retos a los que se enfrenta. Tenemos que ganar la carrera europea”.

Según las primeras estimaciones de la Junta Directiva de SERNAUTO, en 2021 se incrementará la facturación en torno a un 10% respecto a 2020. Sin embargo, tendremos que esperar, previsiblemente, hasta 2022 para lograr recuperar los niveles de facturación e inversión previos a la pandemia. En lo que respecta al empleo, inicialmente se estima que los proveedores mantendrán las cifras de 2020.

Como reflejan los datos del sector y apunta José Portilla, el sector de componentes de automoción es sinónimo de innovación y empleo de calidad. Se trata de un sector estratégico para la economía y la sociedad españolas que debemos cuidar y apoyar entre todos para seguir siendo una referencia mundial.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Últimas entradas

Artículos relacionados

La reducción la huella de carbono y las emisiones de CO2 son los principales objetivos de sostenibilidad para el sector de los recambios.