Las personas en la industria de proveedores de automoción

  • Las personas en el sector automoción son grandes profesionales que, con su esfuerzo y pasión, han llevado a la industria de proveedores española a convertirse un sector global, innovador, sostenible y con futuro.
  • Si queremos aprovechar los nuevos retos y oportunidades de negocio que nos brinda la movilidad del futuro, es indispensable atraer y retener el talento.

No existe ninguna duda de que las personas en el sector automoción juegan un papel fundamental. Las piezas y componentes en el sector automoción son importantes, pero las personas son indispensables. El capital humano cobra especial relevancia tanto en el complejo y volátil entorno en el que nos encontramos como en la profunda transformación en la que se encuentra la industria del automóvil.

El vehículo eléctrico es el gran protagonista para los próximos años, lo que abre la puerta a nuevos retos y oportunidades de negocio. Sin embargo, es importante no quedarse atrás frente a otros países como Estados Unidos o China en la fabricación y venta de este tipo de automóviles. Es necesario que Europa aporte soluciones y herramientas si queremos que la industria de automoción permanezca aquí.

Es cierto que no podemos frenar a otros países, pero hay que ser más competitivos que ellos. Si queremos lograr la «soberanía industrial» europea y española, es importante la colaboración público-privada, el apoyo firme a la I+D+i y la digitalización y, sobre todo, una adecuada gestión del talento que nos permita hacer frente a los retos del futuro.

Las personas en el sector automoción juegan un papel fundamental

En estas últimas décadas, las personas en el sector automoción, con su dedicación, esfuerzo y pasión, han llevado a la industria de proveedores a convertirse en un sector global que mira al futuro con optimismo. Desde la diversidad y la inclusión. Desde la internacionalización, innovación, la tecnología y la Sostenibilidad. La Industria de Proveedores de Automoción es una de las industrias más importantes de España y deja una importante huella social en los territorios en los que opera.

Da empleo a más de 330.000 personas en el sector automoción a lo largo de todo el territorio nacional y aporta más del 75% del valor del vehículo; pero, además, destaca por la formación continua, el desarrollo de equipos de trabajo colaborativos y el apoyo a proyectos sociales. Si bien no siempre es fácil valorar lo que no vemos, lo cierto es que, detrás de cada pieza, de cada componente, hay personas que trabajan con orgullo en diversas áreas y con diferentes roles.

Personas con nombres y apellidos que llevan décadas desarrollando su labor profesional en el sector de la automoción. Concretamente, repartidos en las 17 fábricas de automóviles, 15 centros tecnológicos, 10 clústeres y más de 1.000 empresas de proveedores de componentes de automoción y centros tecnológicos de referencia especializados que podemos encontrar a lo largo y ancho de nuestra geografía.

Gracias a ellas, hoy podemos decir orgullosos que se trata de una de las industrias más sólidas, innovadoras y competitivas del panorama nacional. Un sector estratégico de nuestra economía que representa el 10% del PIB y, en el caso de la industria de proveedores de automoción, factura más de 37.600 millones de euros, con una inversión en I+D+i de 1.231,5 millones de euros, el triple de la media industrial.

Las personas en el sector automoción, con su esfuerzo y pasión, hacen que la industria sea global, innovadora, sostenible y con futuro.

La natalidad y la IA: ¿Un problema para las personas en el sector automoción?

Como señala Alberto Gavilán, director de Talento del Grupo Adecco, la reducción de la natalidad en los próximos años tendrá impacto directo en el número de personas que se incorporarán al mercado laboral. Más concretamente, Gavilán apunta a que habrá una lucha por el talento. Según sus estimaciones, faltarán 1.000.000 de empleados y será necesario poner en marcha fórmulas para solventar esta situación.

Entre ellas, Gavilán destaca que la creación y desarrollo del talento que va a necesitar el sector de la movilidad en el Horizonte 2030 requiere de la colaboración público-privada y la potenciación de la Formación Profesional. Se exigirán nuevas habilidades a los profesionales del sector y los perfiles híbridos y la especialización tendrán un rol fundamental en el desarrollo de la industria.

¿Esto qué quiere decir? Que deberá tratarse de profesionales con habilidades técnicas, digitales y sociales. Pero, además de las cualificaciones técnicas, las personas en el sector automoción deberán integrar habilidades humanistas como la resiliencia, la inteligencia emocional, la comunicación, la empatía, la adaptación al cambio o el liderazgo.

No menos importante es la preocupación de muchas de las personas en el sector automoción por el auge de la IA (Inteligencia Artificial). En esta línea, cabe destacar que, detrás de las maquinas, siempre hay personas. De hecho, las plantas de producción españolas se sitúan entre las más eficientes y automatizadas del Viejo Continente. Según los datos más recientes, las plantas de producción nacionales cuentan con 1.000 robots industriales por cada 10.000 empleados.

A pesar de ello, en 2022 el sector de la automoción fue capaz de dar empleo a un total de 329.950 personas. De ellas, 203.000 son trabajadores directos, un 0,8% más que en 2021. Además, este empleo directo es estable, de calidad, repartido por toda la geografía y cada vez más avanzado tecnológicamente.

La gestión del talento, una vía de doble sentido

La transformación tecnológica, la eclosión del vehículo eléctrico, autónomo y conectado y la irrupción de nuevos modelos de negocio están cambiando el ecosistema de la movilidad. Por esa razón y, como acabamos de ver, más allá de la inversión industrial, si queremos mejorar la posición competitiva de nuestra industria y mantenernos a la cabeza de Europa y del mundo, es indispensable atraer y retener el talento que nos ha llevado con su esfuerzo y dedicación al éxito.

Y deberá ser una carretera de doble sentido. Como apunta Francisco Andrés, director de Recursos Humanos de la Región de Southern Europe de Benteler, el salario y la carrera profesional son los elementos clave para atraer el talento. Las personas en el sector automoción esperan que la empresa cumpla con lo que es importante ya que, si no, aunque se le atraiga, buscará nuevos caminos y nuevas oportunidades. La cultura del reconocimiento y una retribución acorde a las expectativas son fundamentales.

Somos una industria global que no se detiene en el presente, sino que mira hacia el futuro con optimismo y confianza. La internacionalización, la innovación, la tecnología y la sostenibilidad están en el ADN de nuestras empresas. Empresas integradas por personas cuyo esfuerzo, conocimientos y dedicación son la clave del éxito ayer, hoy y, sobre todo, mañana.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Últimas entradas

Artículos relacionados

Estos últimos años han sido especialmente complejos para la industria del automóvil. La pandemia, la crisis de los microchips, la creciente inflación… Y todo