Noticias

Abr2019

Las 10 propuestas políticas de la industria de componentes para una movilidad sostenible y más segura

Infografía SERNAUTO

El sector de automoción representa el 10% del PIB y genera 2 millones de empleos en nuestro país, siendo uno de los sectores más innovadores y con mayor aportación a la balanza comercial. 

Ante las próximas elecciones generales y municipales, SERNAUTO (la Asociación Española de Proveedores de Automoción) ha transmitido a los representantes de los diferentes partidos políticos las prioridades que tiene el país para garantizar una movilidad sostenible y más segura.

Los proveedores de automoción aportan más del 75% del valor final del vehículo y destinan a la I+D+i más del triple que la media industrial, generando más de 360.000 empleos de calidad, estables y repartidos por toda la geografía española. 

Entre las propuestas clave trasladadas por SERNAUTO destacan las siguientes:

  1. Estrategia-país: Es prioritaria una estrategia a largo plazo para abordar con éxito los desafíos que afronta el sector, apoyando el desarrollo industrial, su empleo y la competitividad en un entorno globalizado. Además, también es esencial la implementación de las infraestructuras necesarias.
  2. Neutralidad tecnológica: Todas las tecnologías son importantes para conseguir los objetivos de descarbonización bajo el criterio de eficiencia. Es necesario contar con un adecuado mix de tecnologías (eléctricos e híbridos, GLP/GNC/GNL, diésel y gasolina avanzados) para poder garantizar la movilidad de todas las personas y de mercancías. 
  3. Uniformidad regulatoria: La regulación ha de responder tanto a objetivos ambientales como de viabilidad económica y técnica. Ha de ser uniforme a nivel nacional, regional y local y en línea con los objetivos marcados por la Unión Europea.
  4. Apoyo a la I+D+i: Para mantener el liderazgo, son fundamentales programas de ayudas e incentivos tanto para el desarrollo de tecnologías y componentes destinados a vehículos más eficientes, conectados y automatizados, como para la transformación industrial.
  5. Atracción de inversiones: La creación de un marco de certidumbre y estabilidad en el país favorecerá las inversiones productivas y en nuevas tecnologías para el desarrollo de los componentes de los vehículos del futuro, otorgando confianza al inversor.
  6. Renovación del parque automovilístico: Para conseguir un impacto significativo en las emisiones, calidad del aire y seguridad (ADAS), es fundamental adoptar medidas de carácter inmediato de apoyo a la renovación del parque, uno de los más envejecidos de Europa, ligando las ayudas para la adquisición de vehículos nuevos al achatarramiento de los antiguos.
  7. Mantenimiento de los vehículos: Conducir un vehículo en perfectas condiciones reduce el riesgo de accidente. Son necesarias campañas de sensibilización sobre el correcto mantenimiento y revisión técnica de los vehículos, así como promover el libro taller digital de la DGT por los beneficios que aportará a la seguridad vial.
  8. Vigilancia de mercado: Se debe promover una regulación específica sobre la comercialización de piezas usadas provenientes de vehículos fuera de uso y controles más exigentes en la importación de recambios para garantizar la trazabilidad y el máximo nivel de calidad y seguridad en su montaje.
  9. Economía circular: Potenciar el reciclaje y la reutilización de componentes, siempre y cuando se realice a través de un proceso industrial (refabricación) que garantice la calidad, funcionalidad óptima y seguridad de los productos con todas las garantías para el consumidor.
  10. Talento: En este entorno disruptivo, es clave adaptar la oferta formativa a las necesidades de las empresas y apoyar programas de formación continua para potenciar el talento interno y la atracción del talento externo al sector.

En la siguiente infografía se resumen las 10 propuestas de la industria de componentes para una movilidad sostenible y más segura.