Coche conectado: 10 tecnologías que transformarán nuestra manera de conducir

  • Los coches conectados ya son una realidad. A lo largo de esta década llegarán una serie de tecnologías al vehículo conectado que revolucionarán nuestra manera de conducir y relacionarnos con el entorno.
  • El despliegue del 5G será determinante para el salto hacia una nueva movilidad conectada y para la implantación de la conducción autónoma. La conectividad en los coches alcanzará un nuevo nivel.

La tecnología avanza a pasos agigantados y, en apenas dos décadas, se ha convertido en una parte indispensable de nuestras vidas. Es también parte fundamental de nuestros automóviles. Por ejemplo, gracias a ella tenemos una amplia conectividad en los coches con nuestros teléfonos móviles. Y no solo eso, el vehículo conectado también nos ha ayudado a dar pasos de gigante en materia de seguridad vial.

Según revela una investigación del Departamento de Transporte de los Estados Unidos, en torno al 94% de todos los accidentes automovilísticos son atribuibles ​​a errores humanos. Apenas un 2% de los mismos ocurren como consecuencia de fallos mecánicos. Cabe también destacar que una de cada cuatro muertes es resultado de un exceso de velocidad. Se pueden, por lo tanto, ¿prevenir y reducir los accidentes?

Sí, y el coche conectado tiene mucho que decir al respecto. El avance de las tecnologías en los vehículos, las innovaciones del Internet de las cosas -IoT- y el despliegue de redes de alta velocidad como el 5G llegan para cambiar las reglas del juego en materia de seguridad vial. Hoy vamos a ver cómo el vehículo conectado puede no solo acabar con los accidentes evitables, sino también hacernos la vida mucho más cómoda.

El vehículo conectado no es un vehículo autónomo

No debemos caer en el error de confundir un coche conectado con un vehículo autónomo. El vehículo conectado es aquel que tiene la capacidad de recibir datos e información de una fuente externa y/o conectarse al teléfono de un consumidor. Pensemos, por ejemplo, en el navegador del coche, que es capaz de recalcular la ruta si hay tráfico.

En esencia, la tecnología de los automóviles conectados se refiere a los avances en conectividad en los coches para comunicarse con su entorno (comunicación V2X). El automóvil autónomo es el siguiente paso. En los coches autónomos el vehículo no solo se comunica con su entorno, sino que además tiene la capacidad de tomar decisiones sin necesidad de intervención humana.

Las tecnologías del coche conectado que transformarán nuestra manera de conducir

Los avances en la tecnología nos permiten tener coches cada vez más conectados. Es más, prácticamente el 100% de los vehículos nuevos es un coche conectado. Existen muchos ejemplos de conectividad en los coches, pero sin duda estas 10 tecnologías transformarán nuestra manera de conducir:

  • Lector de huellas y llave digital, porque la llave del coche tradicional va camino de desaparecer. En la actualidad ya podemos abrir nuestro vehículo con una tarjeta gracias a la tecnología NFC; e incluso con el smartphone. El siguiente paso será abrirlo con nuestra huella dactilar.
  • Monitorización del conductor gracias a los sistemas de reconocimiento facial, seguimiento de ojos y sensores de ritmo cardíaco. Ahora los vehículos son capaces de detectar despistes, fatiga, somnolencia e incluso ataques al corazón inesperados.
  • Las pantallas en el coche conectado son cada vez más y de mayor tamaño. Los coches aspiran a convertirse en centros de entretenimiento. Brindan información al conductor, pero además amplias posibilidades de esparcimiento y conectividad a los pasajeros gracias a su conexión a Internet.
  • Realidad aumentada para las indicaciones del navegador. Gracias a las cámaras de luz visible, infrarrojos, cámaras ToF 3D y sensores LIDAR, las indicaciones del navegador se proyectan sobre la carretera.
  • Asistentes de voz cada vez más naturales y precisos. Ya no necesitas tocar un botón para activar una función como el climatizador. Dale la orden al vehículo conectado y el lo hará por ti. Es más, gracias a la inteligencia artificial, aprenderá tus gustos.
  • Sensores como LIDAR (Laser Imaging Detection and Ranging) capaces de detectar obstáculos o problemas antes de que los veamos. Los detectan por ti y evitan que tengas que tomar una decisión en el último momento.
  • Asistentes a la conducción y de seguridad que no solo nos alertan, ahora también son capaces de intervenir en la dirección o los frenos. Un ejemplo es el sistema de mantenimiento de carril.
  • Cámaras en lugar de espejos retrovisores para tener un campo de visión más amplio e incluso recibir alertas.
  • Conexión a Internet para tener toda la información a mano, al momento. Buscar un restaurante, conocer el tráfico, ver el tiempo, compartir un diagnóstico de datos con el mecánico, descargar actualizaciones o incluso comprar cosas en línea son solo algunos ejemplos.

El 5G, la clave del vehículo conectado

Sin duda alguna el avance más significativo en materia de conectividad en los coches es la tecnología 5G. En esencia, se trata de la tecnología que permitirá hacer realidad, en un futuro no muy lejano, el coche autónomo. Gracias a la red 5G, los coches pueden comunicarse entre sí y con la infraestructura que les rodea. Esto permitirá a los coches conectados compartir datos entre sí; comunicarse con los semáforos y las señales; intercambiar datos con peajes, aparcamientos o gasolineras… En un futuro las señales de tráfico podrían incluso desaparecer. Nos acostumbraremos a recibir las indicaciones de la carretera en el propio vehículo

El coche conectado ya está entre nosotros. Una vez esté asentada la tecnología 5G y la comunicación V2X sea posible, el vehículo conectado habrá alcanzado un nuevo nivel. Los automóviles serán capaces de coordinarse entre sí para evitar atropellos, accidentes e incluso atascos. El coche autónomo podrá ser una realidad.

La tecnología 5G supondrá un gran avance para el coche conectado, ya que hará posible la comunicación V2X

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Últimas entradas

Artículos relacionados

La incorporación de nuevos materiales en la fabricación de piezas para automóviles supone una gran contribución a la sostenibilidad y eficiencia de los automóviles.