Noticias

Jun2021

ARTÍCULO. LA TRANSFORMACIÓN DE LA INDUSTRIA DE MOVILIDAD TURCA GENERA NUEVAS OPORTUNIDADES PARA LOS INVERSORES

La proximidad geográfica de Turquía en relación con Europa, Asia y las regiones MENA le ha dado al país una sólida ventaja competitiva como centro de logística y exportación, y ha convertido a Turquía en la 2a. más grande fuente de vehículos para la UE. Turquía, estrechamente integrada a la cadena de abastecimiento mundial, ahora es el 15.° más grande productor de coches en el mundo, con 1,5 millones de vehículos por año, y el 3er más grande productor de vehículos comerciales ligeros (LCV) en Europa. 

La naturaleza globalmente integrada de la industria automotriz turca, con un volumen de exportación anual de más de 23 000 millones de dólares, proporciona muchas oportunidades para que empresas multinacionales como Ford, Toyota, Renault, Hyundai, Mercedes y Fiat usen a Turquía como centro de fabricación. Estos Fabricantes de Equipos Originales (OEM, por sus siglas en inglés), junto con muchos proveedores mundiales, han construido un ecosistema muy competitivo de movilidad en los últimos 60 años. 

La industria de movilidad está pasando por una transformación en la cual los fundamentos están cambiando: el futuro de la movilidad es un vehículo eléctrico, autónomo y conectado. Se puede ver muy fácilmente que se traduce en desafíos y oportunidades para los actores del sector industrial y los países. En unos pocos años, los OEM en Turquía han invertido más de 10 000 millones de dólares para aumentar su capacidad de producción y modernizar sus instalaciones. Las decisiones de inversión anunciadas son una clara señal de que el país está tomando las medidas necesarias para la electrificación y digitalización de su industria de movilidad. 

TOGG, la primera marca de movilidad mundial de Turquía, se está desarrollando en una plataforma genuina, eléctrica de nacimiento, y se está realizando el desarrollo y producción de baterías de ion de litio en Turquía. Lanzado al mercado en 2019, se espera que el primer vehículo de serie salga en el último trimestre de 2022.  Cuando se complete la construcción continua, TOGG impulsará, sin duda, la transformación de la industria del proveedor en una versión inteligente, digital, eléctrica y ecológica. 

Ford Otosan (una empresa conjunta de la Compañía de Motores Ford y el conglomerado Koc de Turquía) ha iniciado la producción del LCV híbrido Transit, y además la empresa recientemente anunció una inversión de 2 000 millones de dólares que hará de Turquía el único centro de producción de LCV totalmente eléctricos para los mercados europeos. Para esta inversión, la empresa se beneficia de un paquete lucrativo de incentivos que incluye varios recortes tributarios, además de asignación de terrenos y subsidios monetarios. Los proyectos para vehículos eléctricos (EV) se respaldan por incentivos a medida, mientras que la transformación de las PYME locales e internacionales se respalda por medio de un programa de incentivos de ventana única, Hamle, que el Ministerio anunció recientemente. 

También hay que notar el éxito de Turquía con el autobús eléctrico y en la fabricación de furgonetas y sus marcas propias. Los fabricantes como Temsa, Karsan, Bozankaya y Otokar desarrollan y fabrican autobuses eléctricos, y hacen inversiones en módulos y embalaje de baterías de iones de litio. Temsa exporta sus autobuses eléctricos a Suecia, la República Checa y Rumania; y Karsan, un fabricante de vehículos de varias marcas, recientemente lanzó el primer autobús eléctrico y autónomo de nivel 4 que desarrollaron con Adastec, una empresa turca de tecnología. 

En el corazón de la transformación de la movilidad eléctrica yace un banco de talentos, y con más de 50 mil empleados, Turquía compite cada vez más en el desarrollo de productos, no solo en la fabricación. Los Centros de Investigación y Desarrollo (R&D) establecidos por OEM mundiales atraen un banco de talentos altamente capacitados a la industria, y complementan las funciones de R&D, ingeniería y fabricación de las empresas en todo el mundo. El Centro de R&D de Ford Otosan en Estambul emplea más de 1500 personas, y es uno de los tres centros mundiales más grandes de Ford en el mundo. El Centro de R&D de Fiat en Bursa, la cuarta ciudad más grande de Turquía con un importante conglomerado de la industria automotriz, emplea más de 700 personas, y es el único centro de la empresa fuera de Italia que atiende al mercado europeo. 

En línea con la sólida posición de la industria, el gobierno de Turquía prioriza la industria de movilidad eléctrica. En el mapa de ruta recientemente preparado y estratégico de la industria de la movilidad turca (a publicarse pronto), el gobierno ha establecido objetivos de electrificación y digitalización que harán que la industria local intensifique sus esfuerzos, y el gobierno turco anima a los inversores locales e internacionales con este fin. Con el lanzamiento de proyectos de vehículos eléctricos nuevos, uno tras otro, Turquía apunta a ser un centro de movilidad eléctrica en su región, y ciertamente está lista para nuevas inversiones con su joven y habilidoso banco de talentos, su cadena de suministro bien desarrollada y su infraestructura logística. 

X

Dont miss out
on our news