Nuestros sites

  • Elige Calidad, Elige Confianza
  • Move 2 Future
  • Green Cars
  • Los amortiguadores salvan vidas
  • Recicla tu Batería
  • Huella de Carbono
  • Guía de Componentes sujetos a reglamentación

Video Presentación

articles
Sector en España

La automoción es un sector estratégico de la economía española y se ha convertido en uno de los pilares fundamentales de la industria en nuestro país.

Esta industria se remonta, en la fabricación de vehículos, a los primeros años del siglo XX con marcas líderes en su época como Hispano Suiza entre otras. La creación de la empresa SEAT promovió el desarrollo una autentica industria de proveedores y fabricantes de componentes.

Durante los años siguientes, España comenzó a posicionarse en el sector debido también a que empresas extranjeras de primer nivel acudían a España para implantarse, tanto por sus costes laborales y mano de obra cualificada como por su situación geográfica.

Esta proliferación industrial propició que empresarios españoles se lanzasen también a la producción industrial en nuestro sector, desarrollándose así una incipiente industria nacional productora de vehículos con marcas como Barreiros o Pegaso. En el sector de los fabricantes de componentes para el automóvil se crearon también una gran cantidad de empresas, que surgieron en muchos casos desde pequeños talleres de reparación hasta convertirse en proveedores de componentes para la fabricación de vehículos.

Desde entonces España ha experimentado un importante crecimiento económico e industrial que ha afectado muy positivamente a nuestra industria, haciendo que España sea, en la actualidad, uno de los países referencia del sector a nivel mundial.

Por todo ello, muchos de los principales fabricantes de automóviles a nivel mundial tienen centros de producción en nuestro país, totalizando 17 plantas de constructoras de vehículos distribuidas a lo largo de toda la geografía española y pertenecientes a 10 empresas fabricantes diferentes.

 

Las estadísticas reafirman la importancia del sector en nuestro país. España ocupa el segundo puesto en producción de vehículos en Europa y el octavo en el mundo, siendo el primer productor europeo de vehículos industriales. Un importante porcentaje de esta producción (más del 85%) se exporta, convirtiendo a España en el 4º exportador de vehículos a nivel mundial con destino a más de 90 países. El peso de este sector (incluyendo la industria de los componentes) dentro de la economía española, representa más del 6% del PIB.

Hay que señalar que la mayoría de las plantas de producción de turismos en España se han especializado en vehículos de gama media o pequeños, siendo España uno de los líderes europeos en este segmento tan competitivo.


FORTALEZAS DEL SECTOR ESPAÑOL DE AUTOMOCIÓN


Productividad


Las plantas de producción españolas destacan por sus altos índices de productividad, situándose con frecuencia entre las más productivas de sus grupos empresariales. 

Esto ha provocado que algunas empresas utilicen sus centros de producción en España para fabricar en ellos de forma exclusiva alguno de sus modelos para el mercado exportador. 

En estos altos niveles de productividad inciden factores como la mano de obra, el alto nivel de automatización de las plantas y la competitividad de sectores ligados de forma directa, como el de los componentes, o de forma más indirecta, como el de maquinaria o el de materiales. 

Cualificación de la mano de obra


La industria de la automoción emplea directamente a más de 300.000 personas en España. Sin embargo, si tenemos en cuenta el empleo indirecto que se genera, nos encontramos con más de 2 millones de personas relacionadas de alguna manera con el sector.
El nivel de cualificación y especialización de la mano de obra en España a todos los niveles, tanto operarios como también ingenieros o investigadores, es alto.


Modernización de las fábricas


Las plantas españolas se sitúan entre las más avanzadas tecnológicamente de Europa contando con un alto nivel de automatización y robotización. El número de robots por cada 10.000 trabajadores es de 89, lo que le sitúa en el quinto lugar dentro de los países europeos. En valor absoluto España es el tercer país europeo con mayor número de robots instalados.

Sin embargo, todos los actores presentes en la industria son conscientes de su dinamismo y están llevando a cabo continuamente mejoras que contribuyen a la modernización y mayor automatización de los procesos.


I+D+i


Las empresas españolas han apostado fuertemente por la investigación, el desarrollo y la innovación, conscientes del dinamismo del sector y de la necesidad de crear nuevos productos que se adapten a las necesidades, cada vez más exigentes, de las empresas del sector.

De hecho, la industria automovilística es el sector que más ha invertido en I+D+i en España.

Las empresas también son conscientes de los retos medioambientales del sector, por lo que está priorizando la investigación en tecnologías más respetuosas con el medio ambiente, nuevos modelos de funcionamiento como el vehículo eléctrico y combustibles ecológicos como el biodiesel y el bioetanol.


Centros tecnológicos


Para sostener esta alta inversión en I+D, es necesario contar con el apoyo de una importante red de centros tecnológicos que se dediquen tanto a la industria automovilística, como a otros sectores relacionados directamente con ella.

Hay que mencionar el papel que juegan las universidades españolas que cuentan con grupos dedicados a la investigación dentro del sector del automóvil.


Competitividad de la industria de componentes


Sin duda, uno de los factores que más contribuyen al éxito de la industria automovilística española es la alta competitividad de la industria española de componentes.

Existen grandes grupos españoles que han conseguido consolidarse a nivel nacional e internacional adquiriendo gran prestigio por la calidad de sus productos, lo que se traduce en que más del 50% de la producción del sector se exporte y esté presente en los principales mercados mundiales.

Además, las empresas españolas de componentes han sabido situarse geográficamente cerca de las plantas de producción de las empresas del automóvil proporcionándoles de esa forma un servicio rápido y adecuado a sus necesidades.

También las grandes multinacionales del sector se han implantado en España, debido a la gran cantidad de plantas de producción de automóvil, y a las buenas condiciones que les ofrece el país.

Todo esto da lugar a una potente industria que cuenta con facturaciones globales de más de 30.000 millones de euros en los últimos años.


Competitividad de las industrias auxiliares


De entre las industrias auxiliares destaca la de maquinaria. Este sector tiene una relevancia directa en la industria automovilística ya que las mejoras en la maquinaria se plasman de manera directa en una mejora de la productividad de las plantas de fabricación.

Un sector de gran tradición en España y directamente ligado a la industria automovilística es el de la máquina herramienta, que destaca como uno de los más avanzados en Europa.

No podemos olvidar las industrias productoras de materiales como plásticos o acero, que sirven de materias primas para la construcción de vehículos y de sus componentes. España es líder tanto en la producción como en la exportación de estos materiales y cuenta con una industria altamente dinámica que está continuamente mejorando sus productos para que se adapten mejor a las necesidades de la industria automovilística, que al mismo tiempo es el principal cliente de estas empresas.